Estás aquí: Inicio / Arquitectura / Formentera actualizada: Can Manuel d’en Corda, de Marià Castelló y Daniel Redolat.

Formentera actualizada: Can Manuel d’en Corda, de Marià Castelló y Daniel Redolat.

Situada en una finca rústica de unas 2 hectáreas de pinar y sabinar,  la edificación existente responde al tipo de arquitectura popular típica de finales del siglo XVIII y mediados del siglo XIX en Formentera.

De volumetría sencilla en el cuerpo principal, con cubierta inclinada a dos aguas y orientada al sureste; perfectamente integrada en el paisaje, con muros de piedra seca tradicionales. Se trata de la típica construcción agrícola ofiusina.

Al contrario que muchas de las viviendas edificadas en las maravillosas islas Pitiusas, que se han llenado (a la sombra del dinero) de espectaculares villas que nada tienen que ver con lo local, con lenguajes minimalistas externos, budas y decoraciones marroquís o balinesas, Marià y Daniel han sabido reinterpretar esa tradición local con todo su encanto, adaptándola a las necesidades contemporáneas.

Se nota que han sabido leer el paisaje:

Para que su vivienda causara el menor impacto posible en él, conservaron el volumen original y su fachada. Aunque el programa de necesidades les pedía agotar la edificabilidad permitida por ley, recurrieron a la fragmentación volumétrica y a los giros en planta frente a la ortogonalidad, para dar la sensación de “pequeñas casitas” de escala doméstica, en lugar de la imagen de la gran villa ostentosa. Esta sensación se incrementa al decalar en media planta algunos de estos volúmenes respecto a la edificación original, adaptándolos a la topografía del terreno.

La vivienda da la espalda al camino de acceso, algo transitado, y se abre para admirar el emblemático islote ibicenco de Es Vedrà.

Se ha tenido especial cuidado en las entradas de luz, también a la planta sótano, con patios de iluminación y ventilación, y a las conexiones visuales entre el volumen existente y la ampliación.

La paleta de materiales es muy básica y basada en los existentes, o afines: muros de piedra con mortero de cal, intrumpidos por paneles blancos que albergan instalaciones; hormigón pulido en el suelo con juntas de dilatación estratégicamente colocadas y madera de iroko en carpintería exterior, la misma de las vigas del forjado existente (normalmente por la zona, suelen ser de sabina). El microcemento, de aspecto similar al pavimento, reviste baños, cocina y el vaso de la piscina; el porche, cubierto con cañizo tamiza la luz de Formentera. Y para la contención de tierras y jardineras, el acero cortén.

Las heridas al terreno provocadas por la construcción se han repoblado con vegetación autóctona.

Arquitectos: Marià Castelló, Daniel Redolat
Ubicación: Formentera, España
Project Architects: Marià Castelló, Daniel Redolat
Año Proyecto: 2008
Fotografías: Estudi Es Pujol de s’Era

Área Proyecto: 595.3 m2
Colaboradores: Marga Ferrer, Agustí Yern, Albert Yern, Sonia Iben Jellal, Ferran Juan, Javier Colomar
Constructor: Pep Sala S.L.

 

Acerca de Alberto Cubo

Fatal error: Uncaught Exception: 12: REST API is deprecated for versions v2.1 and higher (12) thrown in /usr/home/solucionista.es/web/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 1273