Estás aquí: Inicio / Arte / Germán Gómez: autobiografía a través de la belleza de lo imperfecto.

Germán Gómez: autobiografía a través de la belleza de lo imperfecto.

La obra del asturiano Germán Gómez va desde la imagen fotográfica pura, hasta la manipulación de ésta mediante dibujo o collage, pretendiendo negar o desmentir la realidad a través de la distorsión o la manipulación directa de las imágenes, convirtiéndolas en obras únicas, algunas con grandes vínculos pictóricos e incluso, escultóricos.

En el 2001, una pequeña serie dentro de “Yo, tú, él,ella, nosotros, nosotras, vosotros, vosotras, ellos, ellas” mostraba el gusto de Germán por el barroco, recreando fotográficamente algunas de las pinturas más famosas de Caravaggio y retratando a sus propios alumnos de educación especial, iluminados dramáticamente y con una gran fuerza expresiva, dejando ver su atracción por la belleza imperfecta.

En su serie “Compuestos” continúa con esa estética de lo bello imperfecto, enfatizándolo con su técnica: el retrato se yustapone a sí mismo y se mezcla en el espacio y el tiempo, a base de recortes fotográficos cosidos para lograr una gran expresividad, dejando ver esas costuras como reivindicación del proceso creativo. Retrata a amigos o conocidos, no modelos profesionales, ya que necesita plasmar lo que hay más allá de un rostro, y por supuesto, la fuerza de sus miradas.

Después vino “Fichados / Tatuados” donde Germán retrató a 50 hombres a tamaño natural, acompañados de una fría ficha policial con sus datos; todos ellos con algo en común: mostraban sus cicatrices y tatuajes, que quedaban reflejados en esta ficha. Y lo más sorprendente: los motivos de los tatuajes son símbolos de 50 elementos de la biografía del fotógrafo, como una revelación autobiográfica a través de sus modelos. Le importa la vida del artista, ya sea la suya propia o de los artistas que admira.

En “Del susurro al grito” sacó del interior de los retratados toda su tragedia personal reflejada en sus rostros, y luego vino “Condenados”, una maravillosa series de fotografías que reproducen con gran fidelidad las figuras que Miguel Ángel colocó en la parte intermedia (entre el Cielo y el Infierno) de su Juicio Final en la Capilla Sixtina. Con ellos consigue una doble provocación: la formal, debido a lo explícitamente erótico de los cuerpos, sus posiciones y la interacción entre ellos, y la moral, ya que Miguel Ángel situó en este estrato a todos aquellos personajes que durante su vida le habían perjudicado.

Su última exposición individual en Madrid fue ”Años 30″, un recorrido emocional a través de la memoria y los recuerdos compilados durante una década de su vida, en la Galería Fernando Pradilla:

“Las imágenes seleccionadas parten todas de la realidad, pero el hecho de tener diferentes formatos y técnicas, que van desde la imagen fotográfica pura, hasta la manipulación de ésta mediante dibujo o collage, pretenden negar o desmentir esa realidad a través de la distorsión o la manipulación directa de las imágenes, convirtiéndolas en obras únicas, algunas con grandes vínculos pictóricos e incluso, escultóricos”

 

Acerca de Alberto Cubo

Fatal error: Uncaught Exception: 12: REST API is deprecated for versions v2.1 and higher (12) thrown in /usr/home/solucionista.es/web/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 1273